Salarios en Colombia

Sabemos que el salario mínimo es la remuneración establecida legalmente, para cada periodo laboral ( hora, día o mes), que los empleadores deben pagar a sus trabajadores por sus trabajo.

Fue establecido por primera vez en Australia y Nueva Zelanda en el siglo XIX;  los costos y beneficios de los salarios mínimos legales son aún objeto de debate.

Generalmente se expresa en unidades monetarias por jornada laboral y cada país suele establecer las normas legales que regulan el salario mínimo y los mecanismos para determinar, generalmente en forma anual, su monto.

El salario mínimo en Colombia es el Salario Mínimo Legal Mensual Vigente y el cual se reajusta antes de iniciar un nuevo año por un valor en porcentaje que en ningún caso puede ser inferior al Índice de Precios al Consumidor (IPC) o la inflación sufrida el año anterior.

Se paga en periodos que no pueden superar al mes por un valor proporcional al periodo trabajado sobre el total de la asignación salarial mensual. Para el 2012, es de $566.700 Pesos Colombianos  el cual tuvo un incremento porcentual del 5,8% respecto al vigente para el 2011.

En estos días se ha establecido el nuevo importe del salario mínimo que regirá a partir del 1 de enero del 2013 y que será de $ 589.500 lo cual representa un incremento del 4,02% con respecto al año que termina.

De acuerdo a la legislación laboral vigente, todas los empleados de entidades oficiales y empresas privadas que devenguen hasta dos salarios minimos y que residan en poblaciones donde se preste el servicio público de transporte, tienen derecho a un subsidio de transporte que para el 2013 es de $ 70.500 Pesos Colombianos.

Si bien algunos operadores estimaban que el incremento rondaría en el 4%, las asociaciones sindicales representantes de los trabajadores, reclamaban un incremento superior al obtenido en el 2012 debido a la inflación sufrida y a que las empresas tuvieron un buen año y eso lo tendrían que reflejar en los salarios de los trabajadores.

Pero lo cierto es que  el ajuste se hizo con la proyección final de la inflación del Banco de la República, que advirtió que la cifra quedaría en un 2,65 por ciento.

El reajuste se definió por decreto luego de que el jueves 20 de diciembre fracasara la última reunión entre los empresarios y las centrales obreras que buscaban un acuerdo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top