Trabajar desde casa: administrar sus tiempos

casa

Trabajar desde casa es sin dudas todo un desafío. Muchas veces para poder iniciarnos es necesario  acomodar el computador y los papeles en una parte de la sala y desde allí intentar cumplir con el trabajo de cada día de manera on line.

Pero no siempre es tan sencillo. Convivir con la rutina familiar, familiarizarse con los ruidos que se generan en la convivencia con otras personas que no están trabajando o con las rutinas de niños, abuelos y hasta repartidores es un tema que debemos afrontar cuando decidimos trabajar en casa.

Asimismo, uno de los temas que suelen ser preocupantes es el de los tiempos. Trabajar en casa borra el límite entre cuando estamos trabajando y cuándo es necesario parar para tener vida privada.

Los expertos aseguran que una de las claves para trabajar en casa, es aprender a administrar el tiempo, evitar que todo momento sea trabajo y mezclar los quehaceres del hogar en horarios de trabajo.

Algunos puntos a tener en cuenta:

  • Trabajar en horas donde rendimos: seguramente si estamos cansados, hay mucho ruido, y no tenemos comodidad, todos los factores confluyan en que abandonemos el trabajo. Por el contrario, si trabajamos en las horas donde somos más productivos estas molestias pasan más desapercibidas.

  • No hacer muchas cosas a la vez: Es posible que por la rutina que llevaba en la oficina crea que en casa puede hacer lo mismo. Hasta que no haya adquirido una costumbre, es mejor intentar dividir las tareas en turnos.

  • Respete los horarios: tal como en los trabajos con jefes donde se deben cumplir horas. Calcule cuantas horas necesita el negocio para ser productivo y de ahí en más estipular horarios. Es posible que en el primer tiempo deba ser un poco más flexible pero deberá ir corriendo de a poco.

  • Organice reuniones en otro ámbito: si el trabajo requiere encuentros es mejor que si no dispone de un espacio propio, las reuniones y encuentros sean en un lugar neutro para no mezclar hogar con trabajo.

  • Actitud laboral: en casa se puede estar cómodo, pero no en pijama, tampoco de traje. Es mejor hacerse la idea que uno a pesar de estar en casa, está trabajando.

  • Informe que aunque no esté en una oficina está trabajando: mande mails, haga llamadas telefónicas, planifique en los calendarios, de esa manera sus contactos conocerán que sigue en camino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top