La nomina

nominaEn base al nombre de nuestro blog, no podemos dejar pasar hablar específicamente de a qué hacemos referencia cuando decimos: “la nómina“. Claramente, es un tema muy importante para los ciudadanos colombianos, y por ello es que dedicamos uno de nuestros blogs exclusivamente para este tema.

Según la definición de la Real Academia de la Lengua (RAE), una nómina es la “relación nominal de los individuos que en una oficina pública o particular han de percibir haberes y justificar con su firma haberlos recibido”.

Entonces, dando un comienzo, a lo que todos conocemos como nómina, o su preparación, constituye una función separada del mantenimiento de los registros a través del cual se muestra el salario, cargo, tiempo de trabajo, deducciones y devengados, adiciones de nómina y demás datos relacionados con el personal.

Realizar la elaboración de una nómina consta de variados pasos: el primero de ellos se lleva a cabo al final de cada período de pago con la preparación de la liquidación de sueldo, donde debe mostrar los nombres y remuneraciones de todos los trabajadores. En este momento, se incluye el salario autorizado para cada trabajador y el número de horas trabajadas.

A continuación, se deben separar las horas ordinarias de las extraordinarias, y aplicar las tarifas correspondientes para así, obtener el salario devengado.

Prosiguiendo con los pasos, se muestra la retención en la fuente, el aporte al seguro social y otras deducciones autorizadas por el trabajador. En consecuencia, obtenemos el valor neto.

Toda nómina debe incluir de forma clara y separada ambos tipos de pagos, es decir, los conceptos por los que se retribuye al trabajador. En el primero de ellos ha de figurar el salario base, que se entiende como el sueldo sin aumentos de primas o antigüedad y sin las deducciones fiscales. A este salario base se sumarán después los diferentes complementos salariales:

  • de carácter personales: derivados de la antigüedad, rango, formación del trabajador
  • por el puesto de trabajo: derivados de su peligrosidad, horario, responsabilidad
  • por calidad o cantidad de trabajo: derivados de los incentivos por objetivos, puntualidad, horas extraordinarias
  • de vencimiento periódico superior a un mes: derivados de las pagas extraordinarias, participación en beneficio

Por el contrario están excluidas de cotización y se consideran percepciones no salariales las dietas de viaje, gastos de transporte, indemnizaciones por traslado, bajas laborales e indemnizaciones.

Tras ello, es el momento de deducir las retenciones y percepciones. Esta es la parte de la nómina que se refiere al dinero que se va restando al sueldo bruto por diferentes motivos hasta dar con el salario neto. Existen una serie de deducciones legales básicas y otras que pueden hacer el empresario por ejemplo para el plan de pensiones de la empresa.

Este tema también tiene un valor impositivo. Si bien el blog no toca temas como estos, existe un impuesto que grava las nóminas y es altamente importante en el orden de prioridades para que conozca todo patrón. Cada vez que se va a contratar un empleado, se debe tener en cuenta el costo adicional al salario bruto, que es la adición del impuesto que lo grava.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top