Que no decir en la entrevista laboral

no decir

Los nervios a veces nos ponen en situaciones a las que seguramente no quisiéramos arribar si tuviéramos posibilidad de decidir cómo quisiéramos que sea nuestra entrevista laboral. Muchas veces uno de los puntos que los asesores nos proponen es intentar controlarlos con ejercicios de relajación, respiración u otras alternativas que consideremos eficaces.

De todas maneras, quienes no llegan preparados a una entrevista laboral o la dejaron para último momento, suelen caer en errores y desaciertos que dejan al descubierto una persona muy distinta a la que presenta su CV o su carta de presentación y que parece haberse olvidado de las pautas para buscar trabajo.

Quienes realizan las preguntas en las entrevistas suelen comentar que se han entrado muchas veces con profesionales que no parecieran preparados para afrontar no sólo una entrevista, sino muchas otras situaciones dado su presentación incial.

Es importante saber que cosas NO hacer en una entrevista labora para que esta pueda tener el éxito que deseamos para conseguir nuestro futuro empleo:

  1. Si te sientes nervioso, no intentes remediarlo con chistes, comentarios u otras situaciones. No servirá. Es preferible decirle a tu entrevistador para que él pueda llevar la entrevista a una plano más amigable si es necesario.
  2. Evita mencionar que has tenido malos jefes o que quieres dejar de lado tu trabajo actual porque las personas que han conducido las áreas donde estabas no eran idóneas. Dejemos de lado los sentimientos independientemente de los problemas causados.
  3. No hagas de la entrevista una conversación personal. No cuentes intimidades, no descargues emociones ni pongas una cuota de sentimiento en las respuestas. La persona que te entrevista no te conoce y no es un amigo.
  4. Cuida tus movimientos. La postura corporal también tiene mucho para decir en tu entrevista y quizás no sea del todo positivo.
  5. No desestimes tus trabajos ni compañeros anteriores. Resalta los trabajos en equipo, la camaradería pero intenta olvidar los problemas de oficina anteriores. No es interesante para una empresa tener entre su plantel un empleado conflictivo.
  6. No te compares con otras personas idóneas o quieres categorizar tus capacidades. De eso se encargan los entrevistadores. Tus respuestas deberán estar orientadas a tus puntos fuertes.
  7. Es muy común si eres mujer con hijos, casada que te pregunten por tus disposiciones y posibilidades. No vale decir que tienes posibilidades de cumplir con todo y que eres una mujer súper dispuesta, ya que eso puede traerte un gran lío.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top