Qué no decir al pedir un aumento de sueldo

Pedir un aumento de sueldo no es una decisión fácil de tomar, pues es complicado predecir qué pasará luego de hacerlo.

No obstante, si después de pensarlo varias veces usted está decidido a hacerlo, sería conveniente asegurarse de cuáles son las frases que debe excluir del argumento que utilice ante su jefe.

Aunque cada empresa y jefes son diferentes, cuando se trata de pedir un aumento de sueldo, hay expresiones universales que es mejor evitar a toda costa. 

Aquí van algunos ejemplos:

  • Si no consigo un aumento de sueldo voy a tener que buscar otro empleo”

Aunque esa táctica a veces funciona y diferentes expertos podrían decir que es audaz, tenga presente que si elige este camino, debe estar preparado para seguir adelante con la amenaza e irse de la empresa. De lo contrario, su jefe sabrá que es un mentiroso y cualquier futura negociación está casi perdida.

Así mismo, póngase del otro lado ¿Le gustaría recibir un ultimátum? La respuesta a esta pregunta muy seguramente será no.

  • “Me acabo de enterar que mi compañero de trabajo gana más que yo”

Nunca, nunca se compare con otro compañero de trabajo. En primer lugar, esto lo hace ver como un entrometido y chismoso por averiguar el salario de otro empleado.

En segundo lugar, lo hace ver pequeño y quejumbroso, sobre todo porque es posible que su compañero de trabajo está mejor preparado que usted o fue un mejor negociador durante el proceso de la entrevista.

A su vez, el aumento de sueldo debe ser una petición que se derive de su mejor desempeño, no de compararse con otra persona.

  • Quiero $50 millones”

No pida una cantidad ridícula de dinero. Adapte su solicitud de aumento de sueldo al promedio de lo que pagan en el mercado.

Recuerde que hay muchos factores que determinan cuánto debe pedir (el estado financiero de la empresa, la cantidad de ingresos que ha generado, etc). Si usted está bien pagado y pide un aumento del 50%, debe contemplar la posibilidad de algunas miradas enigmáticas o risas por parte de su superior.

  • “Necesito un aumento de sueldo porque tengo problemas personales”

Tener un bebé, cuidar a un familiar enfermo, comprar una casa, divorciarse, entre otros, indudablemente le generarán la necesidad de ganar más dinero. No obstante, no justifican que usted merezca una mayor remuneración.

Una vez más, cuando se trata de convencer a su jefe de invertir más dinero en usted, necesita razones sólidas y logros profesionales, no historias tristes.

Los jefes pueden darle la mano, especialmente si tiene una buena relación con él o ella, pero esta simpatía no lo hace merecedor de un salario más alto.

  • “He hecho todo lo que tenía que hacer”

Un aumento de sueldo, representa tener un dinero extra. Así que, si usted cumple con su trabajo al pie de la letra probablemente no es una buena idea solicitar un aumento simplemente porque lo hace bien.

Cuando usted pide más dinero, su jefe le preguntará ¿Por qué cree que se lo merece?. Si responde “bueno, hago lo que debo”, entonces usted está en graves problemas, pues los aumentos salariales son para aquellos de alto desempeño y comprometidos con la excelencia.

  • “He estado aquí desde hace un año”

Lo más probable es que su jefe tenga claro el tiempo que lleva en la empresa. Y por esto, a menos que haya negociado una evaluación de desempeño o subir después de un cierto periodo de tiempo, estar en su posición por uno o dos años no significa nada. El hecho que usted ha ocupado el mismo puesto por una cierta cantidad de tiempo, no significa que se merece un aumento de sueldo y no tiene nada que ver con su rendimiento.

  • “Estoy haciendo el trabajo de tres personas”

Una vez más, no le está diciendo a su empleador algo que él o ella no sabe. Hay una muy buena posibilidad de que usted esté haciendo el trabajo de varias personas, pero seguramente no es el único que está afectado debido a que sus compañeros de trabajo probablemente estén en la misma situación.

Si destaca los logros obtenidos y el trabajo que ha hecho quizás tendrá una mejor oportunidad de recibir un dinero extra en su pago.

  • “No he tenido un aumento de sueldo desde hace…”

Cuando usted está tratando de convencer a alguien, lo mejor es evitar quejarse de buenas a primeras.

Si no ha tenido un aumento desde hace años, es comprensible su molestia. No obstante, evalúe la situación de la empresa y si cree posible que esté en condiciones de subirle el sueldo.

A su vez, tenga en cuenta que insistir en lo negativo lo hace ver como egocéntrico y puede estar enviando el mensaje equivocado a su jefe.

  • “Sé que el tiempo no es genial, pero…”

El tiempo es realmente todo. Si su empresa está disfrutando de los márgenes de ganancias y una expansión sin precedentes, entonces puede ser propicio pedir un aumento de sueldo.

Pero, si la situación es distinta, puede ser una mala idea. Es importante saber dónde se encuentra su empresa financieramente antes de pedir un aumento. Hacerlo en una situación complicada para la empresa lo hace ver como una persona egoísta y fuera de contexto.

Para terminar, céntrese en sus fortalezas y el valor que aporta a la empresa a la hora de solicitar un aumento de sueldo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top